lunes, 16 de enero de 2012

Muro de Berlín (I): El Muro de Berlín en Sevilla

A muchos visitantes de Isla Mágica les resulta desconcertante encontrar un fragmento del Muro de Berlín junto a uno de los paseos del parque temático.

Fuente: Sergio David Cansado (Esa Sevilla)

Para explicar su presencia, recordaremos brevemente la historia del llamado Muro de la vergüenza.

Tras finalizar la II Guerra Mundial, la parte occidental de Alemania fue controlada por los aliados occidentales, y la parte oriental por los soviéticos.
Berlín, en territorio soviético, fue dividida de la misma forma.

Hasta 1960 se contabilizaron millones de huidas desde la parte oriental a la occidental. Esto hizo que la economía de la Alemania soviética peligrase seriamente.
Para evitar más fugas, se comenzó la construcción de un muro que rodeó Berlín Oeste en 1961.

El 9 de noviembre de 1989 comenzó el derribo del muro, dejando atrás cuantiosas historias de evasiones, capturas y muertes.

La mayor parte del muro se recicló para reconstruir Alemania, pero aún quedan fragmentos en museos de todo el mundo.
Otros, como este, acabaron como recuerdos turísticos.
Es con esta función como acabó en Sevilla, formando parte del contenido del Pabellón de Alemania de Expo'92.

Fuente: Sergio David Cansado (Esa Sevilla)

Debido a algunas fugas llevadas a cabo derribando el muro con grandes vehículos, se decidió sustituir las piezas de hormigón delgado por placas de hormigón y acero en forma de L.
Así, al chocar contra la base de la placa, el propio peso del vehículo mantendría el muro en pie.

Fuente: Sergio David Cansado (Esa Sevilla)

Fuente: Sergio David Cansado (Esa Sevilla)

Con estas imágenes de los fragmentos expuestos en el pabellón podemos comprobar varios detalles.

Vemos que con el paso de los años ha perdido el cilindro de hormigón que coronaba el fragmento, que dificultaba el aferrarse a él al intentar huir.

Fuente: Katy Sánchez

Y como el tiempo no perdona a nadie ni a nada, el colorido del  fragmento se ha debilitado mucho.
El conjunto de estos restos mostraba la famosa frase No Europe without Berlin.

Fuente: Álvaro Pinel

Fuente: Sergio David Cansado (Esa Sevilla)

Como curiosidad, los visitantes podían añadir pintadas a algunos de estos restos, como puede verse comparando las siguientes fotografías.

Fuente: ABC

Fuente: Ángela Palomares

El fragmento formado por dos piezas que se conserva en Isla Mágica presenta un hueco a través del cual se fotografían numerosos visitantes.
Durante su estancia en el pabellón, los visitantes podían ver sus caras reflejadas a través de ese hueco, junto a las caras de los primeros alemanes que cruzaron el muro.

Los otros fragmentos fueron trasladados a Utrera.
Desde hace unos años, la autenticidad de estos últimos está en duda.

Lectura siguiente recomendada: II

6 comentarios:

  1. En Sevilla también existió durante muchos años un "muro de la vergüenza": el de la calle Torneo, que separaba a gran Parte de Sevilla de su río. Afortunadamente, la Expo'92 acabó con él.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese otro muro tendrá también su entrada dentro de un tiempo jejeje

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Me he llevado la gran sorpresa, al ver mi fotografia delante del trozo de muro de Berlin que estaba en la Expo 92 en el Pabellón de Alemania y que yo visitaba mucho.¿Sabes quien soy, esasevilla? Pues tu sigues mi blog... Angela y Sevilla. Imagino tambien te habras llevado una sorpresa !Que casualidad! ¿Como has conseguido esa foto? Me gustaria saberlo, por favor comunicate conmigo. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí! De hecho te seguí para poder contactar contigo. Te lo he comentado en privado por Facebook, tal y como me pediste. Lo hablamos por allí. Un saludo.

      Eliminar
  3. bueno, te corrijo en tan solo un detalle, y es que los fragmentos que están en utrera si son originales, me explico:

    eso dos fragmentos estaban colocado junto a los servicios sociales de utrera, pero el año pasado fueron trasladados a un parque cercano donde se le construyo un pequeño pedestal para recolocarlos.

    para ese traslado y esa nueva ubicación hubo que pedir cientos de permisos y certificaciones, entre ellos su originalidad, y para eso se contó con el comisario de la expo que en su dia los llevo a utrera, quien certifico que eran originales y recopilo para el ayuntamiento todos los certificados que hasta hora no se tenían y que aun estaban en sevilla.

    de todo esto hay un extenso reportaje en el periódico local de utrera que se edita semanalmente.

    un saludo, y un trabajo genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la corrección, pero antes de corregir nada me gustaría comprobarlo.

      ¿Sabes cómo puedo obtener esas certificaciones o ese periódico? ¿De qué fecha es el reportaje?

      Todas las declaraciones que he leído eran del tipo "Nosotros siempre los tomamos como originales".
      También dijeron que no se conservaban los certificados de originalidad.
      Además, ya se decía en las noticias del momento que había fragmentos no originales.
      Tambíen es extraño que sobre restos originales de tal importancia dejasen garabatear a los visitantes del pabellón.
      Esto unido a todas las dudas que surgieron en Utrera incluso con informes de que había materiales de esos fragmentos que no pudieron ser usados cuando se construyó el muro.

      Pero aún así, si esos informes son ciertos y puedo comprobarlo, quedará todo aclarado.

      Sea como sea, muchas gracias por la información y por hacerme ver los posibles errores ;)

      Un abrazo.

      Eliminar