jueves, 20 de abril de 2017

25 años de la Exposición Universal de 1992

Hoy es 20 de abril... de 2017.

Un abrir y cerrar de ojos en el que ha transcurrido un cuarto de siglo.

Hace 25 años que quedaba inaugurado un inimaginable sueño, la Exposición Universal de Sevilla de 1992.

Con ella conseguimos asombrar al mundo entero, y a nosotros mismos.
Hoy se da el pistoletazo de salida de numerosos actos que conmemorarán la efemérides.

Ellos han estado hoy...

Fuente: El Correo de Andalucía (Antonio Pizarro)

y estuvieron hace 25 años...

Fuente: Oclise (García Cordero)

Sin duda jugaron un papel crucial en la historia de nuestra ciudad.
Pero hoy es el día en que debe comenzar el homenaje de quienes la hicieron posible día a día, de quienes fueron parte de ella.

¡Felicidades!

Fuente: Sergio Abarca

Fuente: Jose Hinojosa Cobacho

miércoles, 11 de enero de 2017

Pabellones autonómicos: Asturias (I): El concurso de anteproyectos

Habrá quien recuerde el Pabellón de Asturias de la Expo'92.
De este edificio hablaremos en la siguiente entrega, pero ahora toca hablar no del pabellón, sino de los pabellones... los pabellones que nunca lo fueron.

El concurso de anteproyectos de este edificio tenía como lema 'Ideas para un pabellón en Expo'92'.

La cantidad de anteproyectos presentados rebasó el centenar, de la que un 25% de participación fue asturiana.

Uno de ellos fue el presentado por Roberto Herrero para Georplan.


Fuente: Roberto Herrero

A continuación mostraremos los diez proyectos finalistas.


Dentro-Fuera

Este proyecto fue presentado por el arquitecto José Alfonso Torres Almerge.

Muestra la dualidad de Asturias, su estar encima de la superficie sobre las montañas (Fuera) y el penetrar en sus entrañas (Dentro).
Se consigue con una cubierta ondulada y un vaciado en la tierra.

La modernidad de Asturia se ve en los materiales, al ser la cubierta de acero inoxidable.


Fuente: Concurso de anteproyectos para el pabellón del Principado de Asturias


180 U

Este proyecto fue presentado por los arquitectos Atxu Amann Alcocer, Andrés Cánovas Alcaraz y Nicolás Maruri Mendoza.

Cuenta con dos plantas, ubicándose en la segunda el auditorio y el restaurante.


Fuente: Concurso de anteproyectos para el pabellón del Principado de Asturias


Martirio

Este proyecto fue presentado por los arquitectos José Luis Rodríguez-Noriega, Silvia Gámez Carrasco y Pedro Iglesias Picazo.

La figura del cubo es elegida por su perfección, claridad y belleza. El material escogido es el acero, para mostrarse fuerte, resistente.
Se trata de un edificio en penumbra, donde la luz entra por pequeños orificios que perforan el cubo en todas sus caras.
El vacío interior se construye con unas plataformas superpuestas formando un itinerario complejo y diversificado.


Fuente: Concurso de anteproyectos para el pabellón del Principado de Asturias


AASS

Este proyecto fue presentado por el arquitecto Ignacio Vicens y Hualde.

Enseña Asturias al mundo a través de una caja de contorno quebrado, ofreciendo una imagen sintética inaccesible, cuyo interior está dominado por la gran chimenea de luz.


Fuente: Concurso de anteproyectos para el pabellón del Principado de Asturias


Bóveda

Este proyecto fue presentado por el arquitecto José Antonio Pérez Lastra.

Representa la importancia de la cubierta inclinada en la edificación es una de las constantes de la arquitectura asturiana, fuertemente mediatizada por la climatología lluviosa.


Fuente: Concurso de anteproyectos para el pabellón del Principado de Asturias


Aristas

Este proyecto, presentado por el arquitecto Arturo Gutiérrez de Terán, con la colaboración de Adolfo César Díaz Rubio (arquitecto), Guillermo García Suárez-Zarracina (arquitecto), José María Macías (ingeniero), Rubén García Fernández (ingeniero), José Ramón Muñiz (ingeniero técnico y pintor), y José Ramón Alonso Díaz (aparejador), fue accésit.

Se presenta un soporte estructural que expresa el trabajo del hombre que, a la vez que penetra, emerge de las entrañas del medio natural.


Fuente: Concurso de anteproyectos para el pabellón del Principado de Asturias

Fuente: Concurso de anteproyectos para el pabellón del Principado de Asturias

Fuente: Arturo Gutiérrez de Terán


Nao

Este proyecto, presentado por los arquitectos Juan Bautista Pérez Valcárcel, Francisco Javier Estévez Cimadevila, Emilio Martín Gutiérrez y Manuel José Freire Tellado, fue accésit.

Un conjunto de estructuras desplegables que forman la cubierta y que pretenden sugerir la plástica de las arboladuras de antiguas naves, como elemento de enlace entre la cita histórica del descubrimiento y colonización.

El elemento esencial es la cubierta, formada por la cubierta tradicional y los grandes parasoles de mallas articuladas, que pueden desplegarse durante el día y plegarse por la noche.
Estas mallas disponen de doble cubierta textil, con objeto de evitar la fuerte radiación de Sevilla.


Fuente: Concurso de anteproyectos para el pabellón del Principado de Asturias


Silencio

Este proyecto, presentado por los arquitectos Luis Ramón Sesé Madrazo y José Ignacio Linazasoro Rodríguez, fue tercer premio.

La vinculación de Asturias con el mar, el bosque y la tecnología pretende quedar representada en este pabellón.

La construcción, en estructura metálica y cerramientos de madera que recuerda a la de un astillero.


Fuente: Concurso de anteproyectos para el pabellón del Principado de Asturias


Mira Natalia el bosque

Este proyecto, presentado por el arquitecto Luis Martínez Santa-María, fue segundo premio.

Buscaba la semejanza con una trama sin fin de troncos apretados en el hayedo.


Fuente: Concurso de anteproyectos para el pabellón del Principado de Asturias


Geografía

Este proyecto, presentado por los arquitectos Ramón Muñoz Jordán y Antonio Sanmartin Gabas, con la colaboración de Elena Cánovas, fue el ganador del concurso.

Pero de esto... hablaremos pronto.

miércoles, 23 de noviembre de 2016

Las placas de Antonio María Fabié Escudero

Antonio María Fabié Escudero fue un filósofo, historiador y erudito trianero.

Fabié llegó a ser, además, Diputado en las Cortes, presidente del Consejo de Estado, presidente del Banco de España y último Ministro de Ultramar.

En 1900, un año después de su fallecimiento, se le dedicó una calle en su barrio.


Fuente: Google

También fue colocada una placa en su casa natal, en la calle San Jacinto.
Esta placa desapareció al derribarse esta casa natal.


Fuente: ABC

Sabemos que esta placa fue colocada con, al menos, 4 años de retraso, ya que aunque se leía que allí nació en 1832 también se leía que se disponía colocarla en 1900, pero este texto fue escrito en el reverso de una losa de sepultura de alguien fallecido en 1904.


Fuente: ABC

En 1984 se colocó una nueva placa, esta vez en cerámica.


Fuente: ABC

Nuevamente en los años 90 la placa fue sustituida por la actual.


Fuente: Sergio David Cansado (Esa Sevila)

sábado, 3 de septiembre de 2016

¿Quién conoció a Goyeneta?

Muchos son los que conocen la sevillana calle Goyeneta, que desemboca en la calle Cuna, a las puertas del Palacio de Lebrija, más conocido como Palacio de la condesa de Lebrija.

Fue conocida como Tajador Mal Lavado entre finales del siglo XV y parte del siglo XVI.

En ese mismo siglo se denominó como calle de la Sopa, ya que en ella se instalaron los jesuitas y a esta calle daba la puerta trasera de su casa profesa, por donde distribuían alimentos a los pobres.

Recibió su nombre actual en 1864, el mismo año en que falleció Manuel de Goyeneta, un hombre del que poco se sabe, como que vivió en esa misma calle.


Fuente: Sergio David Cansado (Esa Sevila)

Pocos datos más se conocen sobre este hombre, como que fue un hombre que demostró día a día un ejercicio de piedad ferviente, dedicándose a las prácticas más cristianas al ofrecer relevantes servicios a su pueblo.

Los vecinos de esta calle, que pasó a ser zona estudiantil al encontrarse en la parte trasera de la que fuera sede de la Universidad de Sevilla, pidieron a principios del siglo XX la retirada de su nombre, pero no por sacar del nomenclátor a tan desconocido personaje, sino porque el sólo nombre de Goyeneta era en la ciudad símil de lugar no recomendado, al concentrarse en esta calle un importante foco de prostitución y graves vicios.

lunes, 14 de marzo de 2016

Sexto aniversario

¡Otro año más gracias a todos!

Este llega a las puertas de novedades que pondremos pronto en marcha.


¡¡¡¡¡¡ Gracias por estar ahí !!!!!!

viernes, 8 de enero de 2016

Cartuja recicla su historia

Se aproxima el XXV aniversario de un evento que cambió nuestra ciudad.

Al igual que la Exposición Iberoamericana de 1929 metió a Sevilla en el siglo XX, la Exposición Universal de 1992 convirtió a Sevilla en una ciudad del siglo XXI.

En estos años, con muchos aciertos y numerosos errores, hemos conseguido aprovechar las infraestructuras creadas, reutilizar edificios y llenar de vida el recinto de la exposición.

No obstante, seguimos enquistados en situaciones como el desolador estado que muestra el que fuera Canal de los Descubrimientos, al que no se le consigue dar una salida digna.


Comparativa

Tampoco se ha conseguido aprovechar potenciales elementos turísticos, como Andalucía de los niños o la Torre Banesto, ni siquiera tras su parcial reapertura para el X aniversario.


Comparativa

 
Comparativa

Pero el muro contra el que los sevillanos chocamos una y otra vez es con el desapovechamiento de lo que ya tenemos. Este ha sido el caso del entorno de la que fuera Puerta Triana de la Expo'92.

El proyecto del Paseo Fluvial de Puerta Triana, con el que Guillermo Vázquez Consuegra reurbanizará la zona ubicada a escasos metros del complejo de la Torre Pelli (oficialmente Torre Sevilla), cercana al Pabellón de la Navegación, no contemplaba el aprovechamiento de ciertos elementos allí existentes.

Por un lado, encontramos dos de las numerosas veletas luminosas que formaron parte del mobiliario propio de la exposición. Para estas existían varios posibles finales, desde su puesta en funcionamiento hasta su reubicación en otro punto del recinto, pasando por su simple conservación como elementos integrados en el paisaje.


Comparativa

Comparativa

También encontramos los restos de la que fuera Puerta Triana, obra de Guillermo Vilches Cotolí, quizás el elemento más frágil para el futuro de la zona, pero que también albergaba esperanzas de ser reutilizado como gran pérgola vegetal, algo que ya fue y en lo que se ha convertido gracias al crecimiento salvaje de la vegetación.


Comparativa

Fuente: Sergio David Cansado (Esa Sevilla)

Fuente: Sergio David Cansado (Esa Sevilla)

Y por último, el elemento clave de la zona, también obra de Guillermo Vilches Cotolí, la Puerta Guadalquivir, la única entrada que se conserva íntegramente desde 1992. Quizás la más desconocida, pues servía para recibir a ciertas visitas VIP cuando desembarcaban ahí.


Comparativa

Fuente: Sergio David Cansado (Esa Sevilla)

Fuente: Sergio David Cansado (Esa Sevilla)

Fuente: Sergio David Cansado (Esa Sevilla)

Su elemento más característico, una esbelta pérgola a la que se accedía desde el río a través de una escalinata, se sigue conservando a la espera de una restauración que no llega.


Fuente: Sergio David Cansado (Esa Sevilla)

Fuente: Sergio David Cansado (Esa Sevilla)

Fuente: Sergio David Cansado (Esa Sevilla)

Fuente: Sergio David Cansado (Esa Sevilla)

Gracias al trabajo de la Asociación Legado Expo Sevilla se escuchó la voz de una ciudadanía que en tantas ocasiones parece dormida.

No se trataba de salvar a toda costa elementos porque formen parte del recuerdo de la Expo, no se trataba de salvar todo aquello que huela a pasado.
Es que tenemos una obligación para con nuestro patrimonio, sabiendo que el patrimonio no necesita de siglos de antigüedad para ser cuidado.

Con el respaldo de más de un millar de firmas, se intentó que no se eliminara un elemento patrimonial que no necesitaba ser derribado.

Y ocurrió en Sevilla una de esas cosas a las que estamos poco acostumbrados, que se escuchara a sus ciudadanos.
Por ello esta triste noticia puede resultar menos amarga.

Finalmente, los restos de Puerta Triana serán derribados... y la Puerta Guadalquivir también.
Será así para dejar paso a un gran proyecto para la ciudad, que dotará de una gran zona verde a una zona hasta ahora abandonada junto al río.

En palabras del propio arquitecto "Los sevillanos seguirán pisando esta puerta, aunque de una manera diferente", ya que en el proyecto tendrá cabida la reutilización de todos estos restos para los elemenots que formen las nuevas escalinatas del terreno.

También Consuegra ha propuesto alguna referencia a este hecho, así como al lugar, como un monolito que lo recuerde con una leyenda y alguna imagen.

Otra de las propuestas escuchadas será llevada a cabo, la conservación y restauración de las veletas, que permanecerán en su lugar original.

Por último, y quizás la reivindicación más notoria, tras la petición de Legado Expo Sevilla, la escultura Media esfera azul y verde, obra de Jesús Soto, volverá a la ciudad años después de su marcha por las obras del entorno.

Esta pieza de gran valor volverá para engrandecer el patrimonio de la zona, aunque habrá que esperar al resultado, ya que como tememos, es probable que no recupere su espectacularidad original cuando conformaba una enorme fuente-escultura iluminada.

Comparativa

No todo es perfecto, pero la lucha ciudadana, hoy más que nunca, es útil.

lunes, 21 de diciembre de 2015

'Maese Pérez, el organista' en Santa Inés

El pasado viernes tuvo lugar la cuarta edición de la lectura teatralizada de la obra Maese Pérez, el organista, del universal Gustavo Adolfo Bécquer.


Fuente: Con los Bécquer en Sevilla

Organizada por componentes de Noches del Baratillo, la asociación Con los Bécquer en Sevilla y Busilis Escritores, se desarrolló en el mejor escenario posible, el Convento de Santa Inés, allí donde nació el mito de Maese Pérez.


Fuente: Sergio David Cansado (Esa Sevilla)

Este acto viene realizándose en torno a la semana previa a Nochebuena, fecha significativa de la leyenda.
A este motivo se añade el aliciente de celebrarse el fallecimiento de Gustavo Adolfo (22 de diciembre) y el nacimiento de su hermano Valeriano (15 de diciembre).


Fuente: Sergio David Cansado (Esa Sevilla)
  
Fuente: Sergio David Cansado (Esa Sevilla)

Fuente: Sergio David Cansado (Esa Sevilla)

Fuente: Sergio David Cansado (Esa Sevilla)

Y como no podía ser de otra forma, el recital estuvo acompañado de un órgano, en esta ocasión a manos de Manuel Bobis.


Fuente: Sergio David Cansado (Esa Sevilla)

La obra describe el don del organista, un anciano ciego de nacimiento. Cada Nochebuena la gente esperaba impaciente su aparición para comenzar la misa, pero en una de ellas el organista se puso enfermo.
Aun así asistió maltrecho a tocar, consciente de que sería su última Nochebuena junto al órgano.
La música, como de costumbre, era majestuosa, hasta que el grito de la hija de Maese Pérez trasladó la triste noticia. Mase Pérez había fallecido sobre el instrumento.

El encargado de tocar del órgano al año siguiente fue otro organista, no con buena estima entre los asistentes asiduos.
Pese a que todos consideraban que no estaría a la altura, la sorpresa llegó cuando el órgano comenzó a sonar del mismo modo que con Maese Pérez.
Este nuevo organista aceptó la invitación a tocar al año siguiente, pero lejos de Santa Inés, en la Catedral.

Mientras, la encargada de tocar el órgano de Santa Inés sería la propia hija del fallecido organista, a petición de la abadesa de Santa Inés.
Ella sintió miedo, ya que la noche anterior había visto a su padre tocar el órgano, siendo convencida por la abadesa de que no era real, y que sería su padre quien la inspiraría esa noche.
Ella comenzó a tocar, pero al llegar la consagración se oyó su grito avisando de que veía a su padre tocar el órgano. El órgano permanecía solitario, pero continuaba sonando.
Entonces comprendieron que era el espíritu de Maese Pérez el que estaba tocando el instrumento, y que la maravillosa música del año anterior también se debió a su espíritu, y no a las habilidades del otro organista.

miércoles, 23 de septiembre de 2015

Reserva de plazas para nuestras 3 rutas en la Noche en Blanco 2015

A la espera de la puesta en marcha de nuestra nueva web, os dejamos aquí los enlaces para reservar plaza en las 3 rutas que Esa Sevilla ha organizado para la Noche en Blanco 2015.

Os recordamos lo siguiente:


- Las rutas son gratuitas y tienen un límite de asistencia, por lo que es necesario reservar plaza.

- Las rutas son independientes. Podréis asistir a una de ellas, a dos o incluso a las tres, siempre y cuando tengáis plaza para cada una de ellas por separado.

- En caso de no poder asistir a la ruta, se ruega dar aviso en nuestro correo (esasevilla@gmail.com) para que en su lugar puedan asistir personas en lista de espera.

¡Os esperamos!

Ruta 1: Los pabellones de San Telmo
Reserva de plazas: https://www.ticketea.com/entradas-turismo-ruta-1-los-pabellones-de-san-telmo/


Nota: No se visitará el interior de ningún pabellón durante la visita.

Más información: http://sevillasemueve.org/nocheenblanco2015/actividad/esa-sevilla-pabellones-san-telmo/

Ruta 2: Sevilla desaparecida

Reserva de plazas: https://www.ticketea.com/entradas-turismo-ruta-2-sevilla-desaparecida/

Más información: http://sevillasemueve.org/nocheenblanco2015/actividad/esa-sevilla-desaparecida/

Ruta 3: Una Sevilla de Conquistadores

Reserva de plazas: https://www.ticketea.com/entradas-turismo-ruta-3-una-sevilla-de-conquistadores/

Más información: http://sevillasemueve.org/nocheenblanco2015/actividad/esa-sevilla-conquistadores/

martes, 22 de septiembre de 2015

Aviso: 3 rutas para la Noche en Blanco 2015

A la espera de la puesta en marcha de nuestra nueva web, os dejamos aquí la siguiente información acerca de la participación de Esa Sevilla en la Noche en Blanco 2015, el próximo viernes 2 de octubre.





Las rutas son gratuitas y tienen un límite de asistencia, por lo que es necesario reservar plaza.

Las rutas son independientes. Podréis asistir a una de ellas, a dos o incluso a las tres, siempre y cuando tengáis plaza para cada una de ellas por separado.

Todo asistente confirmado deberá estar presente unos minutos antes del comienzo de la ruta para la correcta acreditación.

En caso de no poder asistir a la ruta, se ruega dar aviso en nuestro correo (esasevilla@gmail.com) para que en su lugar puedan asistir personas en lista de espera.

Las inscripciones serán abiertas mañana, miércoles 23 de septiembre. Los enlaces para la reserva serán publicados en este blog y publicitados en nuestro perfil de Facebook. Se abrirán plazas en horario de mañana y en caso de ser necesario, también por la tarde, para compatibilizar la demanda con posibles conflictos de horarios.

A continuación tenéis más información sobre las rutas.


Ruta 1: Los pabellones de San Telmo
Hora: 20:00
Lugar de inicio: Junto al Costurero de la Reina, por el lateral de la avenida de María Luisa.
Descripción: Ruta con una duración aproximada de 45 minutos en la que podremos conocer los pabellones de la Exposición Iberoamericana ubicados en el entorno del Palacio de San Telmo.
Más información: http://sevillasemueve.org/nocheenblanco2015/actividad/esa-sevilla-pabellones-san-telmo/

Ruta 2: Sevilla desaparecida

Hora: 21:00
Lugar de inicio: Junto a la estación de Sevici de la calle San Fernando, a la entrada de los Jardines de Murillo.
Descripción: Ruta con una duración aproximada de 45 minutos en la que podremos conocer los elementos de la zona que han ido desapareciendo con el paso de los años, dando lugar a lo que hoy vemos. Conoceremos su historia y el motivo de su desaparición.
Más información: http://sevillasemueve.org/nocheenblanco2015/actividad/esa-sevilla-desaparecida/

Ruta 3: Una Sevilla de Conquistadores

Hora: 22:00
Lugar de inicio: Esquina del edificio de Helvetia Seguros, en la confluencia del Paseo de Cristóbal Colón y la calle Postigo del Carbón. Modificamos el punto de inicio: NO se partirá desde la Torre del Oro.
Descripción: Ruta con una duración aproximada de 45 minutos en la que podremos conocer detalles de importantes edificios de la ciudad, relacionados con diferentes conquistas relacionadas con la ciudad.
Más información: http://sevillasemueve.org/nocheenblanco2015/actividad/esa-sevilla-conquistadores/

viernes, 21 de agosto de 2015

Lorenzo Leal y la tragedia de Quintanilleja

Lorenzo Leal nació en Lebrija en 1860 y consagró su talento como periodista y escritor, fundando El Cronista, publicación sevillana que circuló hasta finales del siglo XIX.

Sevilla rotuló una de sus calles en su honor, aunque perdió su denominación en 1936 para ser dedicada al Maestro Falla.

Casi dos décadas más tarde, en 1955, otra calle es dedicada a la memoria de Lorenzo, perdurando hasta la actualidad.


Fuente: Sergio David Cansado (Esa Sevilla)

Lorenzo Leal, de gran talento, vio truncada su vida prematuramente, la noche del 23 de septiembre de 1891.

Diversos fallos humanos provocaron que aquella oscura noche, en las inmediaciones de la estación de Quintanilleja, el tren mixto que cubría la ruta Madrid-Burgos se encontrara ante el expreso de Irún, que avanzaba a gran velocidad hacia un fatal desenlace.

El conductor del tren mixto, Pedro Jaca, no perdió los nervios. Hizo sonar la alarma y accionó los frenos de su locomotora. Al conseguir detener su máquina facilitó la huida de sus pasajeros.

Pero Pedro Jaca no hizo lo mismo. Pensó que podría evitar o paliar la fatalidad que se avecinaba. Así, se aferró a la palanca de contramarcaha para minimizar el impacto, pero todo fue en vano.

El enorme estallido de metal se oyó en muchos kilómetros a la redonda. Ambas locomotoras quedaron hechas un amasijo de hierros, fundidas casi una en la otra.

Este accidente se saldó con 15 muertos y decenas de heridos, llegando al rango de tragedia nacional, acudiendo la Regente María Cristina a visitar a los heridos.

Sirva esto como recuerdo de dos grandes pérdidas, la de un joven con mucho talento por delante que nada pudo hacer aquella noche, y la de un valiente que por intentar salvar vidas se convirtió en la única víctima de aquel tren mixto.