jueves, 2 de agosto de 2012

Plateriyo cumple 20 años

La mascota de Andalucía de los Niños fue diseñada por el artista argentino Miguel Ángel Praticó, quien amablemente me ha aportado detalles curiosos que comentaré a continuación.

Muchos recordarán la simpática mascota al ver esta imagen procedente de una publicación del Pabellón de Andalucía.

Fuente: Andalucía, tradición y cambio

Plateriyo no tuvo que competir en ningún concurso, fue un encargo directo para Miguel Ángel. A Praticó se le indicó que la mascota tenía que ser un burro.

Al pensar en este animal y en Andalucía viene a nuestra mente el popular libro de Juan Ramón Jiménez, Platero y yo.
Fue precisamente por este animal, símbolo andaluz, y el nombre de esta obra, de los que tomó su nombre la mascota andaluza:
Platero y yo -> Plateriyo

Fue presentado el 1 de agosto, víspera del Día de Honor de Andalucía en la Expo'92, entre una multitud de niños, tal y como vemos en esta imagen de la prensa de la época cedida por el autor.

Fuente: Miguel Ángel Praticó

Desde entonces, Curro tuvo un nuevo compañero. Los vemos juntos en esta imagen procedente de una publicación del Pabellón de Andalucía.

Fuente: Andalucía, tradición y cambio

Su diseño se realizó pensando en ser la imagen del parque de maquetas, aunque finalmente cobraría vida durante la muestra universal.
Cuando el autor vio días antes de su presentación el resultado que le habían dado a su obra, una mascota de color oscuro que vagamente aparentaba ser un burro, lejos de aquel otro gris tradicional que pululaba por su mente, realizó con sus propios medios un pequeño modelo que plasmara fielmente su diseño original.

Fuente: Sergio David Cansado (Esa Sevilla)

Fuente: Sergio David Cansado (Esa Sevilla)

Este pequeño ejemplar, realizado como modelo articulable, sigue aún bien cuidado.
Su única vestimenta, su pañuelo, es el toque andaluz, tanto por sus colores verde y blanco como por los lunares, típico recurso del sur de España.

Fuente: Sergio David Cansado (Esa Sevilla)

El flequillo cuenta con ocho pelos verdes, uno por cada provincia andaluza.

Fuente: Sergio David Cansado (Esa Sevilla)

Las orejas tenían una forma muy peculiar, simulando el cilindro inclinado tan característico del Pabellón de Andalucía.

Fuente: Sergio David Cansado (Esa Sevilla)

El toque añadido, sus enormes gafas, acercaban a este amigo de los niños a la lectura, intentando así evitar la relación entre los términos burro e inculto.

Fuente: Sergio David Cansado (Esa Sevilla)

Pese a su breve paso por la Expo'92, Plateriyo sigue muy vivo en nuestro recuerdo.
Al menos muchos conservamos algunos recuerdos de esta singular mascota, ya que fue del boceto original del que salió el merchandising, como por ejemplo, los llaveros y los pines.
Esta imagen del boceto procede de una publicación del Pabellón de Andalucía.
Fuente: Andalucía, tradición y cambio

Fuente: Sergio David Cansado (Esa Sevilla)

Fuente: Sergio David Cansado (Esa Sevilla)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada