jueves, 6 de agosto de 2015

Pabellón de Puerto Rico de la Expo’92 (V): Topografía interior

Lectura previa recomendada: I | II | III | IV

La última de las esculturas del pabellón puertorriqueño fue obra de Jaime Suárez, el único artista al que se le comisionó directamente una obra, al ser considerado por el Comité de Obras Permanentes como padre de la cerámica contemporánea puertorriqueña.

El mural Topografía interior estuvo ubicado en una pared curva del área de recepción.

Este mural consta de 18 módulos cerámicos, en relieve, realizados en arcilla roja.


Fuente: Joey Robledo

La obra representaba una visión arqueológica del pasado puertorriqueño.
Los paneles fueron ejecutados a manera de urbes fantasmales, edificios derruidos o en ruinas, y muros fracturados sin orden ni concierto.


Fuente: Archivo Jaime Suárez (Cortesía de Daniel Expósito Sánchez)

Topografía interior es un tema que este artista trabajó en una extensa serie de obras, todas bajo el mismo título.

La pieza exhibida en Sevilla, patrocinada por Mova Pharmaceuticals, es la más grande de toda la serie.


Fuente: Archivo Jaime Suárez (Cortesía de Daniel Expósito Sánchez)

Actualmente se encuentra instalada en la residencia privada de los patrocinadores.
Existe la posibilidad de que en un futuro sea exhibida por primera vez en la isla en uno de los museos de Puerto Rico.


Fuente: Joey Robledo

Para que la comisión aprobara la obra, Jaime Suárez presentó este panel a escala real, equivalente a uno de los 18 módulos que componían la obra.

El autor regaló esta pieza a Jorge Rigau, en cuya oficina se encuentra aún expuesta.

Fuente: Jaime Suárez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada