sábado, 19 de junio de 2010

Real Casa de la Moneda

La Real Casa de la Moneda se instaló en Sevilla en el siglo XVI, pero no fue hasta el siglo XVIII cuando se le añadió la hermosa portada principal que une las calles Tomás de Ybarra y Habana, con motivo de las reformas efectuadas por las secuelas del terremoto de Lisboa.

En esta foto de 1925 podemos ver la portada sin ningún establecimiento ubicada en sus bajos.

Fuente: Fototeca de la Universidad de Sevilla

Su función acabó en el siglo XIX, aprovechándose sus intalaciones para uso residencial, donde nació El Pali.

Este complejo quedó poco a poco abandonado, llegando a un estado ruinoso que motivó una restauración urgente en 1987, tras la cual recuperó su aspecto original.

Fuente: Fototeca de la Universidad de Sevilla

Fuente: Sergio David Cansado (Esa Sevilla)

Pero en esta actuación no se contempló la restauración de la portada principal, que sufrió un continuo deterioro con el paso de los años, llegando a ser apuntalada.
Actualmente se encuentra en proceso de restauración.


Fuente: Daniel G. J.
 

Fuente: Sergio David Cansado (Esa Sevilla)

4 comentarios:

  1. Curioso el que por dentro pasaba hace algunas décadas la hermandad del Baratillo, sí, la Baratillera pasaba por la portada principal de la Casa de la Moneda ("Real Casa de la Moneda y Timbre" creo que era el nombre completo).

    ResponderEliminar
  2. Creo que más que estar rehabilitándose, simplemente se le ha puesto la lona delante para tapar las vergüenzas. Ojalá me equivoque pero creo que trabajando en esa fachada no hay nadie.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. @Culturadesevilla: el otro día, estuve en la calle Habana haciendo unas fotos y le pregunté a un vecino. Por la calle Habana se ve la otra parte de la obra y el cartel de la empresa que está rehabilitando toda esa zona para hacer nuevas viviendas (el hotel fue desestimado). Están "vaciando" la zona, dejando sólo la estructura. Toda esa rehabilitación lleva consigo la de la portada, que de hecho es la clave de las viviendas, es decir, una condición. Así que por una vez parece que no depende tanto de las distintas administraciones.

    Un saludo!

    ResponderEliminar