miércoles, 9 de junio de 2010

Un iceberg en Sevilla

Uno de los muchos hitos que logró Expo'92 fue traer a Sevilla un iceberg y mantenerlo vivo hasta su clausura.


Fue la joya del Pabellón de Chile, que por sí solo constituye otra joya fabricada sólo en madera.


El iceberg fue traído desde la Antártida a Sevilla separado en piezas, siendo montado aquí, lo que generó una fuerte polémica medioambiental.


El conjunto de bloques desprendía tanto frío que fue necesario recubrirlo parcialmente, permaneciendo visible sólo por una de sus partes.
Cuando subía la temperatura ambiente en la calle se aprovechaba para descubrirlo totalmente.


Pronto se planteó su futuro tras Expo'92, barajándose como opción principal el deshielo en las aguas del Guadalquivir.

Finalmente, el iceberg volvió a su lugar de origen.

7 comentarios:

  1. que recuerdos, bueno en realidad recuerdo la cola que había que esperar para entrar a este pabellón, pero como todos mereció muy mucho la pena.

    saludos.

    http://elpasadodesevilla.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Yo recuerdos tengo pocos porque me cogió de pequeño jeje

    Hasta hace poco incluso desconocía el tema de que se cubrió excepto por uno de los laterales en función de la temperatura ;)

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. !!Qué seis meses los de la Expo!!. Recuerdo el uniforme de las azafatas y azafatos de este pabellón. Abrigos de plumas, anoraks o como se llamen, además solo podían estar un tiempo limitado donde estaba el iceberg porque sino se congelaban.

    ResponderEliminar
  4. jajaja en serio? no me esperaba eso xD

    ResponderEliminar
  5. Qué interesante!!! qué pena no poder recordarlo :(

    ResponderEliminar
  6. Pues yo tengo grabado en directo via satelite La inaguracion completa de La Expo Sevilla '92
    y no esta pisada por ningun locutor, son un poco mas de 2 horas de grabacion que guardo en un VHS Sony y grabada en un Video-Editor Sony, la calidad es inmejorable.

    ResponderEliminar
  7. Aparecen todos los pabellones de cada pais.
    Saludos desde Santiago de CHILE.

    ResponderEliminar