lunes, 16 de marzo de 2015

Pabellones autonómicos: Euskadi (I): La ikurriña y el pescador

El contorno de este pabellón dibujaba vagamente el perfil de un caserío vasco.

Fuente: Archivo General de Andalucía

Durante el día la fachada del pabellón aparentaba serenidad con tonos suaves, dando una sensación arquitectónica discreta.

Fuente: Pabellón de la Navegación

Fuente: SANTIVALLADOLID

Fuente: franciscoestebans...

Fuente: Tecnopaisajes Consultores

Fuente: Niels Kolditz

Fuente: Icarus UK

Durante la noche esa sensación se tornaba en agresiva, ganando fuerzas sus colores y brillando el pabellón como una gran ikurriña de vidrio.

Fuente: Getty Images (Manuel Litran)

La simplicidad de la estructura del pabellón, de carácter efímero, hacía factible su traslado al País Vasco tras la Expo'92.

Sin embargo, como otros tantos pabellones autonómicos, permaneció en su ubicación hasta su derribo en 1998.

Fuera del pabellón se exhibía una escultura que representa a un pescador volviendo a casa de la mano de su hijo.

Fuente: Casto Solano

Fuente: IMAT (Fernando Rodríguez)

Fuente: Niels Kolditz

Fuente: IMAT (Fernando Rodríguez)

Fuente: Expo92.es

Fuente: Casto Solano

Fuente: IMAT (Fernando Rodríguez)

Fuente: IMAT (Fernando Rodríguez)


Fuente: IMAT (Fernando Rodríguez)

El regreso, obra de Casto Solano realizada en bronce, fue adquirida por el Gobierno Vasco para su instalación en el puerto de Bermeo. Se colocó allí el 9 de septiembre de 1995.

Fuente: mackedwars

Fuente: Julen Iturbe


Lectura siguiente recomendada: II

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada