viernes, 4 de noviembre de 2011

Y Sevilla fue Liliput

El grupo teatral irlandés Macnas fue el encargado de preparar un gran espectáculo para la presencia de Irlanda en Expo'92.

Para ello trajo dos versiones de Gulliver, un icono irlandés, cuyas representaciones ya había triunfado en el Reino Unido.

Por tierra apareció el Gulliver hinchable de más de diez metros de altura, que desde su llegada se convirtió en amigo de Curro y protagonizó diversos pasacalles junto a bailarines y músicos.

Fuente: ABC

Aquí podemos verlo de forma muy breve en movimiento.


Fuente: VHSreportsVHS

Pero la gran atracción llegó navegando. Así, el Gulliver flotante de más de veinte metros de largo convirtió a todos los visitantes de Expo'92 en auténticos liliputienses.

Había sido montado cerca de la Isla de la Cartuja.

Fuente: Macnas

Y tras más de dos horas de travesía por la dársena del Guadalquivir quedó anclado junto al Pabellón de la Navegación, donde fue protagonista de las reproducciones de algunos de los viajes realizados por este famoso personaje.

Fuente: ABC

Fuente: ABC

Fuente: Ángel Aramburu

Allí apenas disfrutó una semana de nuestra ciudad, zarpando rumbo a Irlanda por el Guadalquivir.
Al menos, el vacío dejado lo compensó el Gulliver hinchable, que se quedó algo más de tiempo junto al Pabellón de Irlanda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada