martes, 25 de mayo de 2010

La Cápsula de tiempo... sigue viva

Esta obra desconocida para muchos la podemos contemplar en Sevilla por simple y pura suerte.

Todo estaba preparado para su creación en Córdoba, junto al Guadalquivir, pero pocos días antes de su inauguración no se concedieron los permisos de construcción necesarios.
Por ello, su verdadero nombre es Cápsula de tiempo Córdoba.

Tras este varapalo para Córdoba surge la idea de crear la cápsula para la Exposición Universal de 1992 de Sevilla.

El colectivo Agencia de viaje lo realizó como parte del programa de intervenciones públicas Plus Ultra del Pabellón de Andalucía de Expo'92.


Se construyó un foso de brea de 72 metros de largo junto al Monasterio de la Cartuja, en el Camino de los Descubrimientos.


La cápsula fue inaugurada el 11 de octubre de 1992 a las once de la mañana y cerrada en la medianoche de ese mismo día, el umbral del cierre de Expo'92.
En esta inauguración, donde los ciudadanos depositaron todo tipo de objetos, destacó la presencia de dos personalidades, Antonio Rodríguez Almodovar, Comisario del Pabellón de Andalucía, quien depositó un cuento creado por él explicando el origen mítico de Curro, la mascota de Expo'92, y Plateriyo, la mascota de Andalucía de los niños, y de Emilio Cassinello, Comisario General de Expo'92, quien depositó una caja con sus 160 discursos pronunciados hasta ese momento

En esta imagen de época vemos el momento en que Emilio Cassinello deposita la caja.


También puede verse el momento en vídeo.


A pesar de que parece otra simple cápsula de tiempo más, presenta dos aspectos que la hacen única.
El primero es que fue tapada con una rejilla para que se pudiera pasear sobre ella. El segundo es que esta rejilla tenía la doble función de permitir que se abriera para seguir depositando allí objetos por la ciudadanía. En 2006, con motivo de la presentación de la Iniciativa Sevilla Abierta, ésta junto con el colectivo Agencia de viaje añadieron multitud de objetos a la cápsula, junto a otras 300 personas allí congregadas.



Este es un vídeo recopilatorio de imágenes de dicho día.


Seguro que muchos la han visto y han pensado que es un simple desagüe.

Fuente: Sergio David Cansado (Esa Sevilla)

Hay que ver lo que cuesta en esta ciudad colocar una plaquita explicativa...

9 comentarios:

  1. jajaja, muy buena entrada, jajaja, pues si, yo soy uno de los que paseo a mi perra por allí de vez en cuando y pensado que era un desagüe.

    un detalle, ¿en 2006 que depositan las cosas, directamente en la brea? por que si es así, mal vamos, jaja.


    un saludo.

    http://elpasadodesevilla.blogspot.com/


    http://elpasadodesevilla.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Sí, cuesta lo de las plaquitas explicativas, porque las que son por homenajes, por el cincuentenario aniversario de la primera puntada del manto de tal o cual virgen o por gente que no pinta nada en Sevilla... parece que las regalan con el periódico o al comprar un cuarto de chóped en el Supersol.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. @scott: Espero que eso no signifique que tu perra orina por esas rejillas xD si es así que no lo haga más ehh! jejeje

    Esta cápsula no es inamovible, sino que se construyó pensando en su posible apertura parcial, en el futuro, para seguir añadiendo contenidos.

    @AdP: Qué razón llevas! Pero hay que destacar algo y es que el que no llora no mama. Cuando esas otras plaquitas son puestas es porque alguno pone la voz en el cielo y decide llevar a cabo la iniciativa. Pero como parece que cierta cultura no tiene interés para ciertas personas... pues mal vamos.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. esta claro que el que no llora no mama y mas aquí en Sevilla.

    el problema es que los sevillanos en general y me incluyo yo, lloramos en el salón de nuestra casa pero solemos dar poco la tabarra en la plaza nueva por lo que así nos luce el pelo.

    y si, me perra no mea en la rejilla y menos a partir de ahora, jajaja.


    saludos.

    http://elpasadodesevilla.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  5. Qué interesante. Yo ya ni me acordaba que se creó esta cápsula. Y mucho menos que se volviera a abrir en 2006; no me enteré. Me da la impresión de que no sólo faltan placas en esta ciudad. También se debería invertir algo más en promoción cultural porque, o estás al loro, o no te enteras de lo mucho o poco que se hace...

    Saludos.

    PD: Un cierto aspecto de macropapelera sí que tiene esta zanja con alquitrán, jeje... ;-)

    ResponderEliminar
  6. @el pasado de sevilla: pues sí pero es que la gente es mu floja y se ven cosas que son tan estériles que mejor quedarse en el salón de casa

    @Kinezoe: más que promoción cultural... promoción del patrimonio, pero no sólo del barroco o del clásico, claro

    Pues sí, cuantas veces me habré quedado con poker face al leer sobre algo pasado... y yo ¿mande?

    ResponderEliminar
  7. Anda, si está junto al guarriaparcamiento de la parte delantera abandonada del monasterio, creo que la he visto muchas veces creyendo que es una simple alcantarilla. Es más, creo que fotografié la zona hace poco y yo sin saber lo de la cápsula.

    ResponderEliminar
  8. Yo deposité cuatro cosas. Sólo me acuerdo de un sobre con toallitas limpiagafas. De las otras tres no me acuerdo.

    Espero que en el 2092, cuando vuelva a ser abierta, mis nietos vean en un museo mis toallistas y los otros tres objetos misteriosos que deposité.

    Enhorabuena por la página.

    ResponderEliminar
  9. Toallitas limpiagafas?? XD

    ResponderEliminar